¿Sufres de depresión post-coital?

0
1451
Foto Cortesia de: www.pixabay.com

Luego de que tienes relaciones sexuales te sientes profundamente sola, te dan ganas de llorar, hay tristeza en tu ser y llegas a sentirte hasta deprimida, pero todo ello sin razón alguna. Todo esto se engloba en un solo nombre, se llama distrofia post-coital.

Muchas mujeres sobrellevan esta depresión efímera, la cual aparece inclusive cuando el sexo ha sido divertido y placentero. Se caracteriza por tristeza, ansiedad, arrepentimiento, inquietud e irritabilidad después del acto sexual y puede durar desde un par de horas hasta unos días después de coito.

Los expertos aún no han encontrado una causa física o biológica a esta depresión post-coital. Sin embargo, algunos han señalado que uno de los motivos podría ser que durante el sexo surja mucha intensidad entre la pareja.

Mientras que otros indican que se podría tratar de una situación hormonal, pues durante el orgasmo el cuerpo libera dopamina (hormona responsable de la excitación sexual). Posteriormente, sale a flotela prolactina que hace que se produzca un bajón anímico luego del sexo.

Por otra parte, algunos psicólogos creen que esta depresión se debe a que algunas personas hayan experimentado algún tipo de abuso, lo cual produce culpa y represión, o por el contrario suelen tener sentimientos encontrados con lo que respecta al sexo, derivados de su educación, religión y otras influencias.

Sin embargo, la distrofia post-coital es considerada por algunos como un problema frecuente. De acuerdo con un estudio realizado por expertos del Instituto de Tecnología de Queensland, en Australia, una de cada tres mujeres padece de este síndrome.

Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Tu email jamás será compartido con nadie

En la consulta hecha por los investigadores, participaron 230 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 55 años. Unas afirmaron sentir esa melancolía cada vez que conservaba una relación, mientras que otras confesaron haber sentido esa sensación al menos una vez en su vida.

Si luego de tener relaciones sexuales con tu pareja, surgen algunas de las características mencionadas, ni tu ni tu pareja tienen por qué inquietarse. Recuerda que es una situación pasajera y no posee una causa bien definida. Deberás admitir que es algo que se manifiesta solo y que no goza de mucha importancia ni se debe a que algo haya salido mal durante el orgasmo.

Ahora bien, si el problema se experimenta por demasiado tiempo y continuamente, consulta a un especialista. Por último, no olvides la importancia de mantener buena comunicación con tu pareja.

Fuentes:

http://atusaludenlinea.com

http://www.salud180.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here