Reducción de gastos familiares, es justo y necesario

0
1283
Foto cortesia de: www.pixabay.com

La familia es uno de esos placeres de la vida a los que no le podemos decir que no, siempre tendremos algunos amargos recuerdos, pero en su mayoría serán memorias de ratos de júbilo y sonrisas, es una de las experiencias más maravillosas que, como seres humanos, podemos vivir y, sin embargo, es costoso. Entonces, ¿Qué podemos hacer para que una experiencia tan hermosa como la de tener una familia se monetariamente sustentable? A continuación, algunos pasos a seguir.

Lo primero que hay que hacer es un análisis realista acerca de que es un lujo y qué es una necesidad, si vas al gimnasio una vez a la semana a usar la caminadora, ahórrate el dinero de la membrecía y ve a caminar un parque, incluso puede convertirse en otra sana actividad familiar. Igualmente aplica para los vehículos, si en vez de utilizar dos vehículos se utiliza uno y se traza una ruta que convenga a todos, el ahorro será efectivo y ese dinero podrá ser utilizado en muchas otras actividades que realmente sean productivas.

A todos nos gusta que nos atiendan con un buen servicio y buena comida en un restaurant de cálido ambiente, pero si pudiésemos reducir el consumo de alimentos en estos lugares y aumentar la comida hecha en casa e incluso, convertir el cocinar en una actividad en familia, no solo estaríamos ahorrando algo de dinero, también estaríamos incorporando la preparación de la comida, a la lista de las actividades familiares.

Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Tu email jamás será compartido con nadie

La elaboración de un presupuesto y un inventario como base para los gastos mensuales, aunque tome algo de tiempo, la ejecución de un sistema que mantenga un orden en cuanto a los ingresos familiares y los gastos obligatorios nos hará tener una mejor percepción del gasto mensual y de lo que es realmente necesario y lo que no en este, con este mismo presupuesto podríamos hacer un estudio de mercado y poder así ubicar los lugares en los que nos es más factible hacer las compras en tanto a la relación calidad-precio y el estándar que buscamos.

Llevar a cabo actividades alternativas con un costo inferior o nulo como irse de acampada en vez de hacer la reservación en un lujoso hotel o hacer un picnic en vez de ir a un parque de diversiones. El tiempo de calidad en familia es acerca de los momentos y recuerdos construidos, no acerca del dinero gastado, así que lo mejor para nuestras relaciones y nuestro balance económico es fomentar un entorno lleno de valores que, a su vez, sea bajo en costo.

Fuente: http://espanol.babycenter.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here