¿Cómo proteger el agua y tus finanzas?

0
693
Foto cortesia de: www.pixabay.com

Todos sabemos que el agua es un recurso natural necesario para todos los seres vivos, es un líquido vital para el desarrollo correcto de nuestras funciones.

El agua principalmente en las grandes ciudades se usa de forma excesiva y muchas veces es desperdiciada, por esto en ciertas ocasiones tiende a escasear. Este problema a medida que vaya corriendo el tiempo se convertirá en una gran disyuntiva económica para los países y las familias.

En nuestras casas pagamos de forma mensual el servicio del agua, el cual está incluido en el presupuesto familiar. Para que ese gasto que ya tenemos contemplado se mantenga, debemos cuidar y hacer el uso del agua de forma medida, puesto que el costo por dicho servicio tiene una tendencia a aumentar cuando se vuelve escasa, lo cual podrá afectar notablemente nuestras finanzas.

Tanto en casa como en el trabajo es importante que tracemos una estrategia que nos permita cuidar del agua, hacer un uso justo y mantener sana nuestra economía. Conviértete en un miembro responsable de la sociedad y protege esta fuente de vida.

A continuación te damos algunas ideas que te permitirán cuidar el agua mientras realizas tus actividades cotidianas:

1.- Toma baños cortos: toma en cuenta que cada minuto que usas bañándote estás utilizando un recurso invaluable y necesario.

2.- Recoge el agua que puedas: recolecta aquella  que sale cuando estás abriendo la ducha caliente, no la desperdicies. Lo que logres agarrar puedes usarlo para llenar el inodoro, lavar, regar plantas, entre otras cosas.

Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Tu email jamás será compartido con nadie

3.- No dejes el agua correr: cuando te laves los dientes, te rasures, entre tantas cosas cierra la llave del lavamanos o de la ducha ¿sabías que haciendo eso podrías ahorrar hasta 10 litros de agua al día? Aplica esto en la oficina, en el negocio o en el lugar donde te encuentres.

4.- Revisa y arregla las fugas: es importante que verifiques  tanto en casa como en el trabajo que no tengas ninguna fuga en las tuberías. Además de ahorrar agua te impedirá que adquieras filtraciones y problemas de humedad en techos y paredes que a la larga podrían representar un gasto imprevisto que afecte tus finanzas.

5.- Si está a tu alcance consigue un lavavajillas: el usar una carga completa de este aparato hace que el gasto de agua sea menor que cuando lavas a mano. Si no puedes conseguirlo, limpia y lava los trastes con la llave cerrada y ábrela únicamente cuando vayas a quitar el jabón.

6.- No uses mangueras si no tienes necesidad: si vas a limpiar la acera de la calle de tu casa no hace falta que uses la manguera, bastará con que humedezcas la escoba con un poco de agua. Si vas a lavar el automóvil evita usarla también, llena un tobo o cubeta con agua y lávalo de esa forma con ayuda de un trapo.

7.- Riega las plantas de noche: con esta acción estás evitando que la mayor parte del agua se desperdicie al evaporarse.

Toma en cuenta estos tips, cuida tanto tus finanzas como a este vital líquido. Recuerda que en el planeta contamos únicamente con algo menos de un 3% de agua dulce o de baja salinidad.

Fuente: http://www.finanzaspracticas.com.co

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here