Factoring, un instrumento financiero en auge

0
838
Foto de www.pixabay.com

El factoring es una actividad financiera que consiste en la cesión de la facturación de una compañía (generalmente un proveedor)  y en la cual el cedente obtiene por esta cesión un crédito de financiación a mediano plazo. Por  este medio la  compañía  de Factoring posee el derecho de cobro de la deuda y asume el riesgo de impago. Este proceso financiero es ideal para las pequeñas empresas. Generalmente este cobro se realiza por medio de una factura electrónica que posee la misma validez legal que una factura tradicional y  se centra en dos procesos: el anticipo del crédito y la asunción del riesgo de impago.

¿Cuáles son sus beneficios?

Los principales  beneficios del Factoring se centran en la externalización de las actividades administrativas, aumentando la liquidez financiera y la capacidad de asumir deudas. Asimismo reduce las cuentas por cobrar, y facilita el control estadístico, eliminando el riesgo de impagos, llevando a la solvencia y reduciendo las gestiones de morosidad. Uno de sus principales beneficios se centra en la cobertura de la deuda  en caso de impago el cual generalmente es del 100%.  Y en el caso de la financiación existe la posibilidad de anticipo con posibilidades de liquidación de intereses.

Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Tu email jamás será compartido con nadie

¿Cuáles son sus desventajas?

Entre las principales desventajas de este servicio tenemos la negación del anticipo por parte de las entidades financiera, así como el alto costo de pago de este servicio  y los probables inconvenientes administrativos que se puedan generar. Al mismo tiempo se debe tener cuidado de informarle a nuestros clientes para no generar una mala imagen de lo que deseamos lograr y en algunos la capacidad de los clientes para negociar con las empresas de Factoring se complica por poseer una menor nivel de negociación.

Por lo que el factoring es una opción ideal utilizada por muchas empresas de proveedores para financiarse debido a que no se asume una verdadera capacidad de deuda. Por lo que si deseas que tu empresa crezca rápidamente y no deseas esperar el lapso de 30 o 60 días el Factoring es una opción ideal para ti, si eres una empresa con clientes recurrentes y si trabajas con grandes empresas u organismos públicos. En el caso de ser una pequeña empresa tal vez esta opción no es la mejor para ti, ya que el gran coste financiero puede significar un obstáculo para el logro de tus objetivos y por lo tanto esta gestión financiera sería más fácil y conveniente si la realizas por tu cuenta  o por otros mecanismos financieros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here