Cómo controlar las peleas entre niños

0
846
amyelizabethquinn / Pixabay

Todas las relaciones son complicadas, esto debido a la mezcla de los diversos caracteres, gustos y educación recibida. Los niños no escapan de esta realidad, porque a pesar de ser inofensivos, también tienen sus riñas.

Para todo padre, presenciar una pelea entre su hijo y otro niño resulta incómodo, y generalmente no se tienen las herramientas para actuar con sensatez. Por eso, en este Post te enseñaremos algunos tips para controlar las riñas entre los niños:

 

1. Evalúa el panorama
Si tu hijo está jugando con algún amiguito y notas un comportamiento inusual (pelea, gritos, golpes), en lugar de actuar impulsivamente, observa desde lejos y evalúa la situación. Obviamente, si ves que todo se ha salido de control, entonces debes actuar rápido.
Evaluar el panorama quiere decir analizar la situación, el contexto. A veces como padres nos cegamos ante una riña, poniéndonos del lado de nuestro hijo, sin saber si es culpable o no. Por eso hay que analizar bien las cosas antes de intervenir.

Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Tu email jamás será compartido con nadie

2. Intenta crear una distracción
Una técnica recomendada por los psicólogos es no enfrentar al niño diciendo “no hagas esto o aquello”, sino distraerlos con otra cosa para que olvide, en este caso, la pelea o el asunto de la riña.Por ejemplo, si la niña está peleando con otra porque quieren la misma muñeca, puedes distraerlas llamando su atención con algún juguete que se encuentre en el lugar: “Ay, pero mira qué bello está, no había visto uno igual, sería divertido jugar con él”.

3. Conversa con tu hijo aparte
Nunca regañes a tu hijo delante de otros niños o personas adultas, llámalo aparte y conversa con él. Puedes hacerlo incluso cuando lleguen a casa, así ambos estarán más relajados y no alterados.Cuando converses con el niño, no lo juzgues. Escúchalo primero y luego cuéntale tu opinión al respecto y explícale cómo deben ser las cosas.

4. Evita situaciones y elementos desencadenantes
Algunos niños, ya sea por naturaleza o por asuntos familiares, son problemáticos. Si notas que tu hijo tiene amigos así, evita un encuentro con ellos.
Lo mismo ocurre si el factor desencadenante es un lugar. Por ejemplo, si cada vez que van al parque, tu hijo pelea con sus amigos porque quiere subirse a una atracción no acorde a su edad, simplemente no visites el lugar hasta que tu hijo pueda hacerlo.

Fuente:http://www.serpadres.es/1-2-anos/educacion-estimulacion/articulo/peleas-ninos-intervencion-padres

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here