¿Conoces  la regla 50, 20, 30 de las finanzas exitosas?

0
3609
www.pixabay.com

Todos sabemos que no existen formulas maravillosas o milagrosas para convertirnos  en una persona adinerada de la noche a la mañana, sin embargo si hay hábitos que pueden ayudar a que tengas un estilo de vida equilibrado y estable económicamente.

El presupuesto es el pilar fundamental en toda buena economía, dentro de este presupuesto existe una regla que proporciona estabilidad y éxito en la economía familiar, esta regla es la del 50%, 20% y 30%.

El 50% ¡Ahorro!

Esta norma indica que para gozar de tranquilidad financiera solo debe gastar el 50% de su salario: “aquí debe estar y hacer un cálculo de todo aquello que represente su supervivencia y que no varía mes a mes: el pago de la casa o el arriendo, los créditos a largo plazo (vehículo o estudiantil), servicios públicos, alimentación y transporte. Quizás algunas personas pueden incluir algunos gastos que, eliminarlos, no puede implicar que disminuya su calidad de vida” explican en la web Finanzas Personales.com.

Algunas personas gastan absolutamente todo lo que ganan y por ello viven cada mes esperando que llegue su salario. Evite sentirse estresado guardando la mitad de su sueldo.

El 20% ¡Metas financieras!

Las metas financieras son importantes, si sabe a donde quiere llegar con toda seguridad logrará en algún momento lo que se proponga, por ello el 20% de sus ingresos debería estar destinado a sus ahorros, pagar alguna deuda importante como alguna tarjeta de crédito u otro  pendiente.

Completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?

Escribe el correo donde quieres recibir la guía

Tu email jamás será compartido con nadie

Recuerde que aunque el 20% le puede parecer una cifra un poco alta, es fundamental ahorrar, porque es el único modo en que tendrá muchas más posibilidades en el futuro.

El 30% ¡Distracciones!

Finalmente el 30% de sus ingresos podría destinarlo a todo aquello que le gusta hacer o que desea ser en un momento determinado del mes: “se establece que del 30% de lo que le llega por salario puede destinarse a todo aquello que se denomina como gastos variables que puede incluir situaciones como alimentación (si es de quienes ama salir a comer), así como la gasolina, las compras o las salidas con sus amigos o pareja” recalcan en la web Finanzas Personales.com.

Con esta regla, según los especialistas es imposible que su economía decaiga o sufra grandes desequilibrios que lleguen a ponerlo en una situación delicada en el futuro.

Un ejemplo de ello puede ser si llega a perder uno de sus principales ingresos, el poder cubrir sus gastos debería ser una motivación suficiente para mejorar su conciencia en el orden y el uso del dinero.

Tenga presente que muchas veces no importa cuanto gane, lo que importa es el modo en que implementa aquello que ganó.

Fuente: http://www.finanzaspersonales.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here